Diez mitos sobre el ayuno intermitente

Arnold venice muscle beach

Llevo un mes practicando el ayuno intermitente y me va muy bien, así que os voy a desmentir diez mitos sobre este protocolo de comidas. Si no sabéis en qué consiste, podéis leer este artículo de FitnessReal.

1. Saltarte el desayuno te hace engordar.

Desayunar puede tener muchos beneficios para mucha gente, pero no es esencial. De cara a perder peso, muchos estudios no han apreciado diferencias entre tomar o saltarse el desayuno. Lo único importante es el consumo total de calorías a lo largo del día.

2. Comer más veces al día acelera tu metabolismo.

No hay diferencias en calorías quemadas por el organismo si haces más o menos comidas, solo cuenta el total calórico del día, ya sean seis comidas de 500 calorías o tres de 1000.

3. Comer más a menudo ayuda a reducir el hambre.

No hay evidencias sólidas de que comer más a menudo reduzca el hambre o la ingesta de calorías. Incluso, algunos estudios han demostrado que hacer muchas comidas pequeñas incrementa la sensación de hambre.

4. El cerebro necesita alimentarse constantemente de azúcar.

El cuerpo puede producir glucosa para el cerebro incluso sin consumir azúcar a partir de las proteínas y grasas.

5. Comer a menudo es bueno para la salud.

Es un mito que hacer comidas más a menudo sea sano, de hecho tiene efectos negativos y puede causar enfermedades. Por ejemplo, el hígado acumula más grasa a causa de la sobreactivación del sistema digestivo.

6. Ayunar pone tu cuerpo en «modo emergencia».

Sí, pero sólo a partir de las 48 horas. Dentro de ese plazo el metabolismo se incrementa y se vuelve más eficiente.

7. El cuerpo solo puede usar una cantidad de proteína por comida.

El cuerpo puede absorber más de 30 gramos de proteína por comida. No hace falta dividir las tomas en varias comidas ya que lo importante es la ingesta total diaria.

8. El ayuno intermitente te hace perder músculo.

Si la ingesta proteica es la adecuada no hay que tener miedo a perder músculo. De hecho, muchos culturistas practican este protocolo para mantener masa muscular y recortar sus porcentajes de grasa.

9. El ayuno intermitente es malo para tu salud.

Se ha demostrado que el ayuno intermitente proporciona grandes beneficios para la salud:

– Mejora el metabolismo.
– Mejora la sensibilidad a la insulina.
– Reduce las inflamaciones.
– Mejora los niveles de la hormona de crecimiento.
. Mejora la reparación celular.
– Mejora el ánimo.

10. El ayuno intermitente te hace comer más.

La restricción de horarios conlleva menos comidas pero más copiosas, que producen mayor satisfacción y menor sensación de hambre.

Extraído de Authority nutrition.