Cardio en ayunas

¿Ayuda el cardio en ayunas a acelerar la pérdida de grasa?

Sobre el papel tiene sentido. Los alimentos proporcionan el combustible para la energía. Si no hay nada disponible en tu estómago, tu cuerpo debe conseguir energía en otros sistemas, como la energía de almacenamiento de las moléculas de grasa. Así que no comas, haz cardio, y verás que pasa todo lo contrario.

Por mucho que pudiera tener sentido, esta práctica de puede ser más una ilusión que otra cosa. Y también podría explicar por qué tantas personas realmente luchan para perder peso.

Entender por qué el “cardio en ayunas es ideal para la pérdida de grasa” se hizo popular es una cuestión de la separación de lo que la ciencia dice de lo que realmente significa.

La pérdida de grasa no eso es un proceso que se enciende y apaga sólo cuando se hace ejercicio. Es una combinación de muchos factores. Aunque no está directamente relacionado, la investigación, tanto nuevos como antiguos, ha hecho que esté muy claro que ayunar antes del ejercicio no hace nada para acelerar la pérdida de grasa de manera más eficiente.

Eso no quiere decir que no se puede hacer cardio en ayunas y perder grasa. La verdadera pregunta (y lo que te importa por consideraciones de tiempo y el hambre) es mucho más básico: hacer cardio en ayunas es innegablemente mejor para la pérdida de peso?

Para entender completamente lo que es mejor para tu cuerpo, que ayudaría a entender cómo se produce la pérdida de grasa. Lo mejor es ver el proceso complicado que se puede reducir en 4 factores generales:

Factor de pérdida de peso 1: Las calorías quemadas

Para bajar de peso hay que quemar calorías. Pero las investigaciónes descubrieron que el cardio en ayunas no aumenta la lipólisis (el proceso de quemar a cuando has disfrutado de una comida pre-entrenamiento).

Así, mientras que estás quemando calorías ayunando, el proceso real de la pérdida de grasa no se acelera hasta pasados 30-45 minutos. Por no hablar que la pérdida de grasa está directamente relacionada con la intensidad del entrenamiento. Cuando ayunas y luego intentas hacer un entrenamiento más largo, se incrementa la probabilidad de que te de un bajón. Mejor comer un poco de comida y trabajar más duro, en lugar de tener una sesión de entrenamiento por debajo de tu potencial.

Factor de pérdida de peso 2: la ruptura de proteínas

Recuerda, esto no es un intento de llegar a ser delgado y perder la masa muscular. tienes que mantener la masa magra y un porcentaje óptimo de grasa. Para que esto suceda, tienes que centrarte en la retención de proteínas. Pero cuando se hace ejercicio en ayunas, se puede duplicar la degradación de proteínas, es decir, el trabajo duro en el gimnasio se queda lejos de tu músculo.

Factor de pérdida de peso 3: descomposición de las grasas

La investigación muestra que si quieres acelerar realmente el proceso de quema de grasa con cardio, es necesario hacerlo a baja intensidad. Pero no se trata sólo de baja intensidad, estamos hablando de alrededor de 2 horas sudando tinta en una caminata lenta, e incluso entonces es limitado. ¿Y quién tiene 2 horas al día sólo para cardio?

Puedes suponer que mejor hacer un entrenamiento HIIT y asi subir la intensidad, mientras que reduces el tiempo empleado. Sin embargo, al realizar cardio de alta intensidad en ayunas, la grasa que se utiliza como energía se rompe más rápido . Cuando eso sucede, lamentablemente, la grasa se transporta de nuevo a las células de grasa.

Esta es una de las balas de plata a tener en cuenta por qué el cardio en ayunas podría no ser la mejor ruta.

Factor de pérdida de peso 4: postcombustión

La última consideración es el consumo de oxígeno post-ejercicio. Esto es lo que tu cuerpo sigue quemando después de hacer ejercicio.

Es la razón principal por la que la gente dice levantar pesas; dejas de trabajar y tu cuerpo se mantiene en el “horno metabólico”.

Esto sucede, pero comer antes de un entrenamiento aumenta su “postcombustión” en comparación con un estado de ayuno.

Conclusión

Puedes hacer cardio en ayunas, y que incluso te haga “sentir” mejor, pero no tendrás beneficios notables de pérdida de grasa.

Funciona para algunas personas? Por supuesto. Pero no hay que confundir las situaciones individuales con las realidades científicas. En todo caso, el cardio en ayunas es más probable que no cree ninguna diferencia en tus objetivos de transformación corporal.